ECUADOR.- En varios “elementos de convicción” o indicios contra el vicepresidente Jorge Glas se sustentó la fiscal de Pichincha, Diana Salazar, para inhibirse de proseguir con el trámite del proceso por supuesta asociación ilícita, que es parte del caso Odebrecht, y pedirle a la Fiscalía General que solicite a la Corte Nacional de Justicia definir fecha y hora para realizar una audiencia de vinculación.

Esto porque Glas es una autoridad nacional con fuero de corte; y el caso debe ser llevado en una instancia superior. 

Miguel Jurado Fabara, juez de la Corte Nacional, será el que procese el pedido de Fiscalía.

Ayer, el fiscal general, Carlos Baca Mancheno, anunció que en estos días hará el pedido a la Corte Nacional de Justicia. Pero indicó que necesitaba la autorización de la Asamblea.

En dos ocasiones, Alianza PAIS bloqueó un pedido de juicio político contra Glas. “Esperamos que esta vez no vuelva a solaparlo y apoye la autorización para procesarlo penalmente. En cualquier caso queda demostrada la farsa, el oficialismo escondió bajo la alfombra institucional la corrupción…”, indicó Guillermo Lasso, líder del movimiento CREO.

Encargado de sectores estratégicos

En el impulso fiscal, Salazar sostuvo que por la función de ministro y vicepresidente que ejerció entre el 2011 y el 2016, encargado de los sectores estratégicos, Glas tendría participación en los hechos investigados; esto es la estructura conformada por la empresa Odebrecht, ex funcionarios públicos y particulares, para el supuesto pago de coimas para la contratación de proyectos como el poliducto Pascuales-Cuenca, el sistema de riego Daule-Vinces, la central hidroeléctrica Manduriacu, la Refinería del Pacífico y el acueducto La Esperanza.

Todos estos proyectos pertenecen al sector donde Glas “ejerció directa influencia en el ámbito de las funciones encomendadas facilitando así la consumación del ilícito investigado”, dijo la fiscal en el escrito. Agregó que el contralor Carlos Pólit, ahora prófugo en Miami (Estados Unidos), formó parte del hecho investigado garantizando a través del ente de control que no se presenten observaciones al desarrollo y ejecución de los proyectos.

Salazar describió el contenido de una memoria externa entregada por el llamado “Cooperador 1” de Odebrecht, que incluye un chat en el que aparecen las iniciales JG, y en el que el tío del vicepresidente y uno de los procesados, Ricardo Rivera, confirma reuniones.

Está, además, la declaración del ex secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, que afirma que el encargado de negociar el retorno de Odebrecht S.A. al Ecuador –luego de su expulsión en el 2008– fue el entonces ministro Jorge Glas.

También constan videos y audios donde se habla de pedidos de dinero a Odebrecht para la campaña de “Vidrio”.

Finalmente, la versión rendida por Glas en la Fiscalía en la que señala que jamás autorizó, finiquitó ni suscribió contratos; pero acepta conocer al exfuncionario de Odebrecht, José Conceição dos Santos, que encabezó al equipo que negoció un acuerdo con la empresa para que regrese al país.

Diligencia
Para mañana está prevista otra audiencia solicitada por la Fiscalía en la que vinculará a nueve personas más al caso de asociación ilícita. Al momento hay siete procesados, entre ellos Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Glas.

Expresidente
En su cuenta de Twitter, el expresidente Rafael Correa dijo que están vinculando al caso a Glas sin pruebas.

30 días se extenderá la instrucción fiscal cuando se produzcan nuevas vinculaciones, según el art. 593 del COIP.

DEJENOS SU COMENTARIO

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)